Ante una marea de hinchas, De Rossi dijo estar “contento” de llegar a Boca

Un grito de “ahí sale” se escuchó cerca de las 7 de la mañana en el sector de arribos de internacionales de la “Terminal A” y una marea de personas que se abalanzó sobre la figura del italiano, que raudamente salió acompañado de seguridad privada que empujó a la gente que se cruzaba, no importa si eran simpatizantes, cronistas o curiosos.

Ante el avance del ex futbolista de la Roma, Télam pudo preguntarle si estaba feliz por su llegada a la Argentina y el ex internacional “Azzurro” afirmó: “Sí, contento”.

Las directivas de la dirigencia de Boca, que se encontraba en Ezeiza, era que no iba a hablar con la prensa, sin embargo la gente se aglomeró y comenzó a formar un scrum que arrollaba lo que se encontraba a su paso: un cronista que voló con su micrófono y bolso, un carro con dos valijas que cayó casi en los pies de una abuela que sorprendida  lo único que preguntaba si “quién llegaba”, los carteles de check-in de las líneas aéreas que fueron pasados por arriba.

Mientras tanto, la gente comenzaba a salir despavorida porque mientras las cámaras iban detrás del protagonista, los hinchas, sin importante nada, avanzaban con lo que se cruzara.

Un periodista habitué de Ezeiza trastabilló y su cobertura se vio pausada hasta reponerse mientras la gente había comenzado a salir corriendo a los costados para resguardarse.

Turistas que esperaban acercarse a los mostradores salieron corriendo y algunas valijas quedaban a la deriva, al igual que una radio de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que luego fue devuelta por una buena acción de un señor que fue en busca de su dueño.

De Rossi incrédulo y con deseos de llegar al auto que lo esperaba a la salida de la Terminal A ingresó en la camioneta que lo aguardaba, junto a su esposa, y tras acomodar las valijas los hinchas de Boca corearon su nombre y al grito de “esto es Boca, tano” le tomaban fotos.

Aquellos que llegaron desde las 4 y media de la mañana, como los curiosos, como otros que soñaban con ver al último ídolo italiano recibieron a un futbolista que en Buenos Aires movilizó a hinchas que buscan en él una referencia para ir por el objetivo que les truncó River, ser campeones de América.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201907/378420-de-rossi-boca-llegada-gente-marea-futbol-argentino-copa-libertadores.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *