Seis meses después de la firma del acuerdo de Estocolmo entre el gobierno yemení y los rebeldes hutíes, bajo los auspicios de la ONU, continúa la extrema violencia en Yemen, donde en este periodo otros 250.000 civiles se han visto desplazados y donde los niños siguen muriendo por la explosión de minas. 

Según informa el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), el acuerdo rubricado el 13 de diciembre de 2018 buscaba bajar la tensión en torno a la ciudad portuaria de Hodeida, principal punto de entrada de la ayuda internacional y de las importaciones comerciales al país, con un alto el fuego y un repliegue de fuerzas y abrir el camino hacia negociaciones de paz que pongan fin al conflicto que estalló en marzo de 2015. 

Y si bien el NRC explica que el acuerdo ofrecía un “rayo de esperanza” para los millones de yemeníes que se encuentran al borde de la hambruna como resultado de cuatro años de conflicto, revela que “su puesta en práctica ha quedado tristemente corta respecto a las expectativas”, informó la agencia de noticias Europa Press. 

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201906/366069-yemen-guerra-desplazados-arabia-saudita-acuerdo-estocolmo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *