La designación de Lagarde se tomó luego de largas negociaciones en Bruselas, por parte de los lideres de la Unión Europea y ocupará el lugar que mantuvo Draghi luego de ocho años de mandato.

Lagarde será la segunda persona de origen francés que ocupa la poltrona del BCE y el cuarto presidente de la entidad, tras los mandatos del holandés Wim Duisemberg, Jean Claude Trichet y el actual Mario Draghi.

Al mudarse de Washington a Frankfurt, Lagarde tendrá la tarea de impulsar la política monetaria en una comunidad de 19 naciones que utiliza el euro como moneda y que Draghi ya ha señalado que necesitará más ayuda, probablemente en forma de tasas de interés más bajas y posiblemente con la reanudación de la flexibilización cuantitativa.

La inflación está en apenas la mitad del objetivo del BCE de un poco menos del 2% a pesar de los años de tasas negativas y 2,6 billones de euros en compras de bonos.

Es probable que los inversores apuesten a que, como un luchador de crisis experimentado, Lagarde compartirá el gusto de Draghi por una política monetaria agresiva e innovadora.

La semana última, Lagarde describió a la economía mundial como un “punto difícil” y aconsejó a los bancos centrales que sigan ajustándose.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201907/372123-lagarde-fmi-renuncia-banco-central-europeo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *