María Butina, la mujer rusa condenada en Estados Unidos por haber actuado como agente encubierta para Rusia, regresó hoy a su tierra natal después de haber cumplido una sentencia de 18 meses de prisión.

Butina, de 30 años, participaba en Estados Unidos en actividades de grupos por los derechos a portar armas e intentó infiltrarse en grupos políticos conservadores para promover los intereses de Rusia en el momento en que Donald Trump accedía a la Casa Blanca.

El viernes fue liberada de una prisión en Florida en la que estuvo detenida desde su arresto, en julio de 2018, y fue deportada a Rusia.

Al llegar al aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, Butina recibió un enorme ramos de flores blancas y, tomada del brazo de su padre, Valery, que viajó desde la ciudad siberiana de Barnaul para encontrarse con ella, agradeció el apoyo recibido.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201910/403416-maria-butina-rusia-estados-unidos-espionaje-condena-moscu.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *