El primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, pagó toda la deuda con el FMI, volvió a hacer crecer la economía cumpliendo las metas del Fondo e imponiendo un fuerte ajuste, y esta semana cosechó una victoria hace cuatro años impensada: ganó la mayoría del Parlamento y enfrentará una oposición de centroderecha en crisis.

Costa llegó al poder inesperadamente, luego de que la centroderecha del Partido Social Demócrata (PSD) ganara las elecciones pero no consiguiera formar gobierno. El líder socialista sorprendió al país entero y a Europa al crear un acuerdo programático con el histórico Partido Comunista y el Bloque de Izquierda, un partido anti austeridad.

Pocos creían que el gobierno en minoría y sustentado en dos fuerzas de izquierda fuera estable y mucho menos exitoso.

Pero mientras Europa y el mundo miraban con atención el equilibrio imposible que intentaba hacer el entonces premier griego, Alexis Tsipras, para mantener sus promesas progresistas y su compromiso con el plan de ajuste y austeridad de la Unión Europea y el Fondo Internacional Monetario (FMI), Costa sacó a su país de la bancarrota, al mismo tiempo que mantuvo un clima político relativamente estable.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201910/399237-antonio-costa-fmi-portugal-elecciones-apuntes.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *