Al igual que los británicos, los líderes de los países miembro de la Unión Europea (UE) seguían hoy con mucho interés, en su última cumbre del año en Bruselas, la elección general de Reino Unido, que definirá si Londres abandona el bloque en enero y a cualquier costo.

“Respeto a los votantes británicos y espero que lleguen a una solución sabia; teniendo en cuenta el resultado procederemos mañana en la discusión sobre el Brexit”, aseguró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al llegar a la cumbre que se inició hoy y terminará mañana.

Por primera vez en mucho tiempo, la cumbre de los líderes de la UE no tiene al Brexit como uno de los puntos centrales de su agenda.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció con anticipación que no viajaría a Bruselas para esta cita y la agenda oficial está dominada por el cambio climático -el tema discutido actualmente en la Cumbre del Clima (COP25) en Madrid- y el presupuesto del bloque para los próximos años.

Sin embargo, todos los líderes europeos tienen un ojo puesto en las noticias que llegan de Reino Unido.

En las últimas semanas, los comicios británicos fueron tapa de los diarios y título de los noticieros en gran parte del continente y, especialmente en Europa occidental, las críticas a Johnson y sus promesas de Brexit a cualquier costo fueron devastadoras.

El diario Le Parisien tituló a fines de noviembre “El mentiroso que debilita a Europa” junto a una foto del premier británico en campaña, y Le Monde, aunque sostuvo que ni Johnson ni el líder laborista Jeremy Corbyn son grandes promesas para Europa, publicó una descripción tajante del jefe de gobierno conservador: “Brutal, hambriento de poder, escapa de las preguntas incómodas y de la gente, ignora el parlamento, hace gala de un nacionalismo y de una arrogancia propia de (Donald) Trump.”

En Alemania, en tanto, el diario Die Welt advirtió que “concretar el Brexit”, como promete Johnson en su campaña, le “explotará en la cara”, mientras que la reconocida revista Der Spiegel sostuvo que una “una victoria laborista sería una bendición para la economía” británica porque Corbyn apoyaría “acuerdo blando de Brexit”.

Desde España, El Mundo también hizo un pronóstico sombrío en caso de una victoria conservadora. “Boris Johnson se podría comportar como un verdadero déspota y provocar una fractura definitiva con Europa que lleve a la sociedad británica a avanzar hacia el modelo estadounidense.”

Pese a la lluvia de advertencias en la prensa y en el debate público europeos, en Bruselas hoy muchos líderes del bloque ya comenzaban a aceptar la idea de que Johnson podría conseguir una mayoría propia en el parlamento -como pronostican muchos sondeos- y poner fin a la parálisis política que domina Londres desde la aprobación del Brexit en el referendo de 2016.

Al llegar a la cumbre europea, el jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, dejó abierta la puerta para comenzar a pensar en la negociación de un acuerdo comercial bilateral con Reino Unido después de la ruptura.

“¿Por qué no? En 11 meses se pueden hacer muchas cosas si existe la voluntad política. Lo que deberíamos hacer es mirar hacia adelante y tratar de tener las mejores relaciones posibles después del Brexit”, propuso el líder socialista.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201912/416022-reunidos-en-bruselas-los-lideres-de-europa-siguen-de-cerca-las-elecciones-britanicas.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *