Antes de partir de La Moncloa, sede del Ejecutivo en Madrid, Sánchez volvió a pedirle a Torra, por medio de una carta, que condene la violencia de los últimos días “de modo tajante e inequívoco”, y que “cumpla sus obligaciones como gobernante” y “evite la discordia civil”.

La visita de Sánchez provocó la movilización inmediata de los militantes independentistas, que hicieron un llamado “urgente” por redes sociales a una concentración bajo el lema “Spain: sit and talk” (España: siéntate y habla) en las inmediaciones de la Delegación del gobierno central en Cataluña, lugar en el que el líder socialista tenía previsto reunirse con su representante en esa región, Teresa Cunillera.

También comenzaron a producirse cortes de calles céntricas y concentraciones en los hospitales más importantes ante la información de que el presidente del gobierno español visitaría a los policías que resultaron heridos en los disturbios, uno de ellos en estado muy grave.

Las protestas, gritos y abucheos no impidieron que el jefe del Ejecutivo concretara sus visitas, que comenzaron en la Jefatura de Policía donde le expresó su apoyo a los agentes y defendió una actuación “moderada” que garantice la convivencia en Cataluña.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201910/401853-sanchez-visita-barcelona-por-sorpresa-pero-rechaza-reunirse-con-el-presidente-catalan.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *