Matías Bernal (37), quedó hospitalizado en estado reservado y detenido tras intentar cortarse el cuello luego de darle 18 golpes en la cara y la cabeza hasta matar a martillazos a su esposa María Laura Sirera (34), madre de sus dos hijos, luego de una discusión matrimonial.

Según las fuentes consultadas por Télam, Bernal fue trasladado en las últimas horas de anoche al hospital Alberto Balestrini de La Matanza, por orden de la fiscal Carolina Carballido, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar.

La fiscal imputó a Bernal por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio”.

“A Bernal se lo trasladó a ese hospital para una operación que se le debe realizar pero estará siempre con estricta custodia policial”, contó también un jefe policial.

En tanto, esta tarde familiares y amigos de la víctima realizaron una marcha de silencio y con velas que culminó en la plaza de Pilar, en reclamo de justicia por el crimen de Sirera.

De la convocatoria también formó parte el intendente Federico Achával.

Junto a un cartel con la foto de la víctima y la frase “Todos somos Laura” se colocaron varias velas alrededor.

El femicidio de Sirera fue descubierto cerca de las 18 del jueves cuando un vecino alertó a la policía por el hallazgo de un Ford Ka detenido en el cruce de las calles Bahía Redonda y Henry Martin, en la localidad de Derqui, en cuyo interior se hallaba un hombre desvanecido con un corte en el cuello.

Al llegar al lugar, los policías advirtieron la gravedad de la herida que presentaba y decidieron trasladarlo al hospital de Derqui, donde fue internado de urgencia.

Según las fuentes judiciales y policiales, con la identidad de Bernal, los policías concurrieron a su domicilio en Los Claveles al 1000, del barrio La Terraza, a la altura del kilómetro 52 de la ruta 8, en Pilar, y se encontraron con familiares de Sirera que llegaban a la vivienda porque hacía varias horas que no sabían nada de ella.

Al entrar, hallaron en el living el cadáver de la mujer tirada en el piso boca abajo con varios golpes en la cabeza que le provocaron hundimiento de cráneo.

La autopsia reveló que la víctima recibió 18 golpes en la cara y la cabeza provocados presumiblemente con un martillo hallado en la escena del crimen, y la data de muerte fue estimada en las 10 horas anteriores al hallazgo.

La pareja tenía dos hijos varones de 6 y 8 años que no presenciaron el crimen porque estaban en la casa de sus abuelos y los familiares contaron que Sirera y Bernal desde hace unas tres semanas estaban en medio de un proceso de separación en el que alternaban quién pernoctaba en la casa.

La víctima era abogada, se desempeñaba en Defensa del Consumidor municipal y había integrado la lista de concejales del Frente de Todos en las últimas elecciones.

En tanto, Bernal es un reconocido militante del peronismo en Pilar, que años atrás se desempeñó en el Consejo Escolar y trabajaba como distribuidor en una compañía de alimentos.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201912/418347-traslado-hombre-femicidio-pilar.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *